El divorcio notarial en Madrid, la manera más rápida y fácil de poner fin a un matrimonio

El divorcio notarial permite disolver el vínculo matrimonial ante un notario, sin necesidad de atravesar un proceso judicial. Para que sea posible, es necesario que se den una serie de condiciones que se van a ver a continuación

La Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria, introdujo una novedad significativa que establecía la posibilidad de instar el divorcio de mutuo acuerdo ante el Letrado de la Administración de Justicia o ante Notario, funciones que hasta ahora solo le correspondían en exclusividad al Juez correspondiente. Este artículo se enfoca en el Divorcio notarial Madrid, cuya mencionada ley abrió la posibilidad de divorciarse sin pasar por el Juzgado en España.

¿Qué requisitos se necesitan cumplir para divorciarse ante notario?

Para poder tramitar un divorcio ante notario rápido en Madrid se tienen que dar una serie de premisas que quedan establecidas en el artículo 82 del Código Civil por remisión del artículo 87.

En primer lugar, tiene que haber transcurrido al menos tres meses desde que se celebró el matrimonio. En segundo lugar, debe existir mutuo acuerdo entre los conyuges para llevar a cabo la disolución del casamiento. Por último, es necesario que no existan menores no emancipados o dependientes por tener su capacidad modificada judicialmente para poder llevar a cabo la disolución del enlace en el Notario. En este caso, y aunque el divorcio sea de mutuo acuerdo, deberá ser revisado por el órgano judicial.

En caso de existir hijos mayores de edad o menores emancipados, deberán prestar su consentimiento ante notario respecto a aquellas medidas que les afecten. Algunas pueden ser, por ejemplo, el no contar con ingresos suficientes o convivir en el domicilio familiar.

Con estos requisitos, la Escritura Pública de Divorcio deberá contener tanto la voluntad de los cónyuges de divorciarse como las medidas de regulación derivadas del proceso de divorcio. Es de obligado cumplimiento que los cónyuges se presenten personalmente ante Notario, no siendo posible su representación. Así mismo, será necesario el asesoramiento de un abogado, que se encargaá de informar y ayudar a la pareja durante el proceso, asesorando acerca de sus derechos y obligaciones contraidas en el matrimonio. El letrado deberá firmar también en la escritura de divorcio.

En relación a la elección de la Notaría, se tendrá en cuenta el último domicilio común o el domicilio residencia habitual de cualquiera d elos solicitantes, tal y como se estipula en el artículo 54 Ley del Notariado. En esas localidades se podrá elegir la Notaría que sea de su elección.

Ventajas del Divorcio notarial en Madrid

Cuando se cumplen los requisitos señalados en el punto anterior, el divorcio se puede tramitar en la Notaría. Una de las principales ventajas que representa esta reciente fórmula de disolver un matrimonio es la agilidad en los plazos, ya que si se elige un notariado que no tenga una gran carga de trabajo, es posible llevarlos a cabo incluso de un día para otro o en el plazo máximo de una semana.

Ese servicio de divorcio notarial Madrid lo ofrecen algunas Notarías a precio cerrado como las que se localizan en la dirección webdivorcionotarialmadrid.com. De este modo, ya no es un proceso lento y costoso, sino que de forma rápida y a un precio asequible cualquier matrimonio, que así lo decida libremente y de mutuo acuerdo, podrá disolverse.

La opción más económica y llevadera

Cabe recordar, en cualquier caso, que aquellas personas que no cuenten con recursos para hacer frente a este gasto, aunque no sea muy elevado, siempre tienen la posibilidad de contar con un abogado de oficio.

Un divorcio rápido como el que ofrecen los Notarios es muy ventajoso en cuanto que consigue que se sufra menos desgaste y la separación se haga menos traumática, pues, cuando ya los componentes de la pareja han decido dar el paso, lo quieren llevar a cabo cuanto antes. Por norma general, no son procedimientos sencillos, por lo que cuanto antes se termine y cada uno pueda seguir con su vida libremente, mucho mejor y más rápido podrá superarse.

Otra de las grandes ventajas del divorcio notarial en Madrid en que ofrece máxima libertad a la hora de elegir el día y hora en que se quiere firmar, contando con opciones muy flexibles. Los conyuges podrán elegir la fecha que más le convenga a ambos para acudir a la Notaría, sin tener que descuidar sus obligaciones o dejar de atender algún compromiso.

En un Divorcio Judicial, por el contrario, es el Juzgado el que establece una fecha y hora para la citación, sin posibilidad de cambio. Además, como hay Juzgados que solo abren por la mañana, se dificulta la comparecencia de ambas partes, habitualmente por motivos laborales. El interesado no tendrá más remedio que pedir un día de asuntos propios o de vacaciones en su trabajo, cuando en la Notaría se puede concertar una hora en la que ambos puedan sin necesidad de perder un día libre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *