1. Salud
  2. Lo que le sucede a nuestro cuerpo mientras dormimos

Por Sarah Densmore

Usted podría pensar que su cerebro y su cuerpo pasan sus horas de sueño en un estado dichoso de inactividad descansada, pero no es así. Hay muchas cosas dentro de ti mientras duermes.

He aquí algunas maneras en que nuestro rendimiento corporal cambia mientras dormimos:

  • Jugos digestivos: La cantidad de ácido en nuestros estómagos típicamente disminuye mientras dormimos, pero si tenemos una úlcera, ésta aumenta.
  • Producción de hormonas: Dos hormonas reproductivas femeninas (folículo estimulante y luteinizante) son liberadas durante el sueño. Además, la hormona del crecimiento se libera en niños y adultos jóvenes mientras duermen.
  • Desempeño renal: La velocidad a la que nuestros riñones filtran los desechos se ralentiza mientras dormimos. Esta reducción en la producción renal es la razón por la que la primera orina de la mañana está tan concentrada.

Estas alteraciones de la vida en vigilia son leves comparadas con lo que sucede en nuestro cerebro, músculos y sistema circulatorio.

Nuestra respiración, frecuencia cardíaca, movimientos musculares y similares cambian de acuerdo a si estamos en la etapa de sueño NREM o REM. Durante ciertas etapas del sueño NREM, muchas de nuestras funciones corporales son lentas en comparación con los niveles normales de vigilia, incluyendo la actividad cerebral, la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la temperatura corporal. Nuestros músculos están relajados y, en su mayor parte, el flujo sanguíneo al cerebro no cambia y la excitación sexual no ocurre.

Basados en patrones de ondas cerebrales, los científicos saben que pasamos por cinco etapas de sueño. Las etapas del uno al cuatro son NREM (movimiento ocular no rápido). La última etapa es el sueño REM. Nuestro cerebro recorre las cinco etapas en intervalos de 90 a 110 minutos, de cuatro a seis veces cada noche.

En la etapa REM, cada uno de estos procesos aumenta más allá de los niveles normales de vigilia. Además, el flujo de sangre a nuestro cerebro puede aumentar entre un 50 y un 200 por ciento y la excitación sexual aumenta. Nuestros ojos se mueven juntos, hacia adelante y hacia atrás y hacia arriba y hacia abajo, como si estuviéramos despiertos y enfocados en un objeto en movimiento. Los músculos del corazón, los pulmones y demás continúan moviéndose, pero los músculos de las extremidades se paralizan.

Durante la REM, las partes de nuestro cerebro responsables del aprendizaje se vuelven activas. Tal vez no por casualidad, el REM es también la etapa del sueño cuando soñamos, aunque los científicos no pueden entender por qué soñamos.

Aunque todavía hay muchas preguntas relacionadas con el sueño que deben ser contestadas, los científicos han aprendido bastante acerca de lo que le sucede a nuestros cuerpos cuando no dormimos lo suficiente. Los investigadores saben que nuestra capacidad para pensar rápida y claramente, resolver problemas matemáticos, recordar detalles y realizar algunas tareas físicas se ve disminuida cuando estamos privados de sueño. Las personas que pasan mucho tiempo sin dormir pueden volverse paranoicas y alucinógenas.

Si desea aprovechar los beneficios del sueño (tanto conocidos como por descubrir), descanse la cantidad adecuada. Para los adultos, eso generalmente significa de 7 a 8 horas de sueño por noche.