1. Salud
  2. Prevención de la pérdida de memoria relacionada con la edad

Libro Relacionado

Por Brent Agin, Sharon Perkins

Los cambios cerebrales que vienen con la edad son inevitables, pero no tienen por qué ralentizarte o hacerte tropezar. Existen algunas formas médicas, naturales y nutricionales de aumentar y equilibrar los neurotransmisores (sustancias químicas naturales que transmiten los impulsos nerviosos) cuando se desequilibran.

Asegúrese de consultar con su proveedor de atención médica antes de tomar cualquier medicamento, suplemento o iniciar cualquier otra terapia para tratar cualquier deficiencia de neurotransmisores percibida.

Echa un vistazo a estas formas de mantenerse alerta y prevenir la pérdida de memoria:

  • Ejercitar la mente: Similar a la forma en que su cuerpo necesita actividad física, su mente también necesita ser ejercitada. La estimulación mental y los ejercicios pueden proteger contra las pérdidas cognitivas. Aquí hay algunas maneras en las que usted puede desafiarse a sí mismo:

– Tocar un instrumento musical.

– Haga crucigramas u otros juegos de mesa desafiantes.

– Socialice con su familia y amigos.

– Comience un nuevo pasatiempo.

– Manténgase interesado y al tanto de los acontecimientos actuales.

  • Mantenerse físicamente activo: El ejercicio regular puede mejorar el flujo sanguíneo al cerebro. El ejercicio aumenta su metabolismo y sus niveles de energía, lo que puede ayudar a mejorar su capacidad de atención.
  • Comer alimentos para el cerebro: La salud de los neurotransmisores requiere la misma dieta equilibrada que el resto del cuerpo: proteínas, carbohidratos y grasas. Tres neurotransmisores son especialmente importantes para mantener su cerebro funcionando bien:

– Acetilcolina: Los alimentos ricos en este químico incluyen yemas de huevo, cacahuetes, germen de trigo, hígado, carne, pescado, leche, queso, brócoli, col y coliflor.

– Dopamina: Estos alimentos incluyen todas las proteínas, como la carne, los productos lácteos, el pescado, los frijoles, las nueces y los productos de soya.

– Serotonina: Los alimentos ricos en serotonina son a base de carbohidratos, como la pasta, las verduras con almidón, las papas, los cereales y el pan.

    ¿Qué más puedes ingerir para que tu cerebro esté sano? Aquí hay algunos consejos:

– Consuma una dieta rica en frutas y verduras. Muchos de estos alimentos contienen antioxidantes, sustancias que protegen y nutren las células cerebrales. Los antioxidantes pueden ayudar a prevenir que el colesterol dañe el revestimiento de las arterias y disminuya el flujo sanguíneo al cerebro.

– Coma alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 como el salmón y otros pescados de agua fría. Comer pescado al menos una vez a la semana parece proteger contra el declive cognitivo asociado con el envejecimiento.

– Beba mucha agua. El cerebro está compuesto de más agua que cualquier otro órgano del cuerpo, con un 90 por ciento aproximadamente. Una buena pauta es beber la mitad de su peso corporal en onzas de agua. Si usted toma café o alcohol, tiene que agregar esas onzas al total.

– Coma comidas más pequeñas y frecuentes para aumentar su estado de alerta mental. Al comer comidas más pequeñas, hay menos variaciones en el flujo sanguíneo al tracto digestivo y también más equilibrio en los niveles de azúcar en la sangre.

  • Beber alcohol sólo con moderación: Las personas que beben mucho durante años tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas de memoria y demencia.
  • Dejar de fumar: Fumar se asocia con la demencia y un estudio holandés encontró que los fumadores tenían el doble de riesgo de desarrollar Alzheimer en comparación con los que nunca fumaron.
  • Controlando su estrés: El estrés puede causar la liberación de enzimas y hormonas que pueden afectar el juicio y la memoria.
  • Descansar lo suficiente: Nueva evidencia sugiere que un patrón regular de ocho horas de sueño por noche ayuda a protegerlo contra la pérdida de memoria relacionada con la edad.