1. Negocios
  2. Contabilidad
  3. Apalancamiento de capital propio con deuda

Libro Relacionado

Por John A. Tracy

A veces, los contadores necesitan apalancar el capital propio con la deuda. Suponga que un negocio tiene $10 millones en activos totales (usted encuentra activos en el balance general de un negocio). Esto no significa que tenga 10 millones de dólares en capital de los propietarios. Asumiendo que el negocio tiene una buena calificación crediticia, probablemente tiene alguna cantidad de crédito comercial, que se registra en cuentas por pagar y cuentas de gastos acumulados por pagar y pasivos. Son pasivos que no devengan intereses y que se originan en las operaciones normales del negocio.

Digamos que las cuentas por pagar y los gastos acumulados por pagar de la empresa suman un total de $3 millones. Esto deja 7 millones de dólares para contabilizar. Es posible que todos los 7 millones de dólares provengan del capital social (es decir, la suma de dinero invertida por sus propietarios más el saldo acumulado de las utilidades retenidas). Pero lo más probable es que el negocio pidiera dinero prestado, que se registra en documentos por pagar y en cuentas de pasivo con títulos similares.

La idea básica de pedir dinero prestado es apalancar el capital propio de los propietarios. Por ejemplo, supongamos que los 7 millones de dólares se dividen entre una deuda de 2 millones de dólares y un patrimonio neto de 5 millones de dólares. El negocio tiene $2 de capital de deuda por cada $5 de capital en acciones. El negocio está apalancando, o construyendo sobre su capital en acciones; está usando su capital en acciones para aumentar el capital total del negocio. ¿Cuánta deuda debe asumir un negocio?

Algunas empresas dependen de la deuda para más de la mitad de su capital total. Por el contrario, algunas empresas no tienen prácticamente ninguna deuda. Encontrará muchos ejemplos de empresas públicas y privadas que no tienen dinero prestado. Pero como regla general, la mayoría de los negocios tienen alguna deuda (y por lo tanto tienen gastos por intereses).

La decisión sobre la deuda no es estrictamente una responsabilidad contable – aunque después de tomar la decisión de pedir dinero prestado, el contador está muy involucrado en el registro de las transacciones de deuda e intereses. La decisión sobre la deuda es responsabilidad del director financiero (CFO) y del director ejecutivo de la empresa. En las empresas medianas y pequeñas, el contable jefe (controlador) también puede actuar como director financiero. En los negocios más grandes, dos personas diferentes ocupan los primeros puestos financieros y contables.

El contrato de préstamo entre un negocio y su prestamista puede prohibir que el negocio distribuya ganancias a los propietarios durante el período del préstamo. O el acuerdo de préstamo puede requerir que el negocio mantenga un saldo mínimo de efectivo. En términos generales, cuanto más alta sea la relación entre la deuda y el capital, más probable es que el prestamista cobre tasas de interés más altas e insista en condiciones más difíciles, porque el prestamista tiene un mayor riesgo de que el negocio incumpla con el préstamo.

Al pedir dinero prestado, el presidente u otro funcionario en su calidad de agente oficial de la empresa firma un documento pagadero a favor del banco u otro prestamista. Además, el banco u otro prestamista puede pedir a los principales inversionistas de una empresa privada más pequeña que garanticen el pagaré de la empresa como individuos, a título personal, y puede pedir a sus cónyuges que también garanticen el préstamo.

Una manera de hacer esto es que los individuos endosen el instrumento de pagaré. O se puede utilizar un documento legal de garantía por separado. En cualquier caso, los individuos prometen pagar el pagaré si el negocio no puede. Definitivamente, usted debe entender sus obligaciones personales si está inclinado a garantizar un pagaré de un negocio. Usted se arriesga a tener que pagar una parte o quizás la totalidad del préstamo con sus bienes personales.