1. Salud
  2. Enfermedades
  3. Fatiga suprarrenal
  4. Ayudas para dormir naturales y recetadas para ayudar con la fatiga suprarrenal

Libro Relacionado

Por Richard Snyder, Wendy Jo Peterson

Uno de los mayores problemas que tiene una persona con fatiga suprarrenal es dormir bien por la noche. Aquí hay algunos suplementos que puede tomar para ayudarle a descansar:

  • Melatonina: Su cuerpo normalmente segrega la hormona melatonina en la noche como parte de su ciclo de sueño-vigilia. Si usted tiene fatiga suprarrenal, es probable que su cuerpo produzca menos melatonina de la que debería en la noche. Comience con dosis bajas de 1 a 2 miligramos de melatonina cada noche antes de acostarse (o tratar de dormir) y aumente lentamente.
  • Raíz de valeriana: La valeriana es una hierba. En un estudio sobre el insomnio, los investigadores anotaron que aunque se necesitaban más estudios, la raíz de valeriana parecía mejorar la calidad del sueño sin causar ningún efecto secundario significativo Aunque las diferentes marcas varían, la dosis promedio de raíz de valeriana es de 1,000 a 1,500 miligramos. La forma de la cápsula es muy fácil de tragar y bien tolerada. Puede tomarlo aproximadamente 1 hora antes de acostarse.
  • L-teanina: La L-teanina es un aminoácido que inhibe la acción del glutamato (una sustancia muy tóxica) en el cerebro. Algunos estudios han demostrado su eficacia para ayudar a las personas a dormir bien durante la noche. Es también un gran aliviador de estrés. Puede comenzar con dosis de L-teanina de 50 a 100 miligramos por noche.

Por supuesto, antes de tomar cualquiera de estos suplementos, hable con su médico para ver si son apropiados para usted.

En el caso de que estos tratamientos no funcionen para usted, siempre puede considerar la posibilidad de utilizar ayudas para dormir recetadas. Con la fatiga suprarrenal, dormir bien por la noche es a menudo una lucha, así que las personas a menudo preguntan si deberían considerar los auxiliares para dormir recetados.

La respuesta es sí, si es necesario. La clave es discutir algunos de los efectos secundarios de los medicamentos para el sueño con su médico. Las ayudas más comunes para dormir recetadas incluyen una clase de medicamentos llamados benzodiazepinas; esta clase incluye diazepam (Valium) y alprazolam (Xanax). Otro medicamento comúnmente prescrito es el zolpidem (Ambien).

Las benzodiazepinas son efectivas para ayudar a que alguien duerma bien durante la noche, pero tenga en cuenta los posibles efectos secundarios:

  • Excitación paradójica: En lugar de hacer que alguien se duerma, pueden causar lo contrario: La persona puede volverse excitable e incapaz de dormir.
  • Confusión y letargo: Estos efectos secundarios son más comunes en los ancianos, es mejor minimizar el uso de las benzodiacepinas en la población de ancianos.

Tenga en cuenta que muchas de las benzodiacepinas dependen de que el hígado las procese. Si usted tiene enfermedad hepática o cirrosis, las dosis de benzodiazepina deben reducirse sustancialmente, o debe elegirse otro medicamento, porque la reducción de la función hepática significa que estos medicamentos pueden permanecer en el cuerpo durante un largo período de tiempo.