1. Salud
  2. Nutrición
  3. Relacionar las calorías con los nutrientes de los alimentos que consume

Libro Relacionado

Por Jane Kirby, The American Dietetic Association

Las calorías son simplemente una forma de medir la energía en los alimentos y la energía liberada en el cuerpo. Aunque el nombre técnicamente correcto es kilocaloría, todo el mundo, incluidos los dietistas, utiliza la «caloría» más corta.

Una caloría es la cantidad de energía necesaria para elevar la temperatura de 1 gramo de agua en 1 grado centígrado. Usted gasta aproximadamente 1 caloría por minuto cuando está sentado relajado. Eso es más o menos la misma cantidad de calor liberado por una vela o una bombilla de 75 vatios.

Las calorías se redondean en las etiquetas de los alimentos, de modo que al multiplicar los gramos de proteínas, carbohidratos o grasas, es posible que se obtenga un valor diferente al que aparece en la etiqueta. Los alimentos que contienen 50 calorías o menos se redondean al incremento de 5 calorías más cercano; los alimentos con más de 50 calorías se redondean al incremento de 10 calorías más cercano.

Los alimentos que tienen menos de 5 calorías se pueden clasificar como con 0 calorías. Aunque usted pueda pensar que este redondeo parece engañoso o inexacto, tenga en cuenta que una diferencia de 10 calorías es en realidad insignificante en el gran esquema de las cosas.

Una caloría no es un nutriente, pero ciertos nutrientes proporcionan calorías. Las proteínas, los carbohidratos y las grasas constituyen el contenido calórico de varios alimentos. Aunque no se considera un nutriente, el alcohol también proporciona calorías. De hecho, un gramo de

  • La proteína contiene 4 calorías
  • Los carbohidratos contienen 4 calorías
  • La grasa contiene 9 calorías
  • El alcohol contiene 7 calorías

Los nutrientes restantes -agua, minerales y vitaminas- no proporcionan calorías, ni tampoco la fibra o el colesterol.

Pocos alimentos y bebidas son el 100 por ciento de cualquier nutriente. La mayoría de los alimentos y bebidas son una combinación de proteínas, grasas y carbohidratos (y a veces alcohol), por lo que el recuento de calorías de un alimento es la suma de las calorías que aporta cada nutriente. Vea cómo funciona:

Un tazón de sopa de pollo con fideos contiene 3 gramos de proteína, 7 gramos de carbohidratos y 2 gramos de grasa para un total de 58 calorías:

Aunque la mayoría de los alimentos se componen de dos o más nutrientes, los alimentos se clasifican por su nutriente predominante. Por ejemplo, un bagel y un tazón de cereal se consideran alimentos con carbohidratos aunque también contengan proteínas y, a veces, grasa. Aunque una pechuga de pollo se considera un alimento proteico, no todas sus calorías provienen de las proteínas. El pollo también contiene grasa, que aporta calorías.

No todas las calorías son iguales. Los alimentos que se consideran alimentos con calorías vacías no tienen nada en ellos en lo que respecta a la nutrición, excepto las calorías. Los alimentos azucarados, como los dulces, son un buen ejemplo. Cuando usted está restringiendo las calorías, puede hacer espacio para los alimentos con calorías vacías, pero no construya su dieta sobre ellas. Si lo hace, se perderá valiosos minerales, fibra y vitaminas.

Lo opuesto de los alimentos con calorías vacías son los alimentos densos en nutrientes. Caloría por caloría, tienen un impacto nutricional sólido al proporcionar una buena cantidad de vitaminas, minerales y/o fibra en comparación con el número de calorías que proporcionan. En otras palabras, obtienes una gran ventaja nutricional por tu dinero calórico.

Un ejemplo de un alimento denso en nutrientes es una naranja. Por sólo 60 calorías, usted obtiene alrededor de 3 gramos de fibra, el 100 por ciento de su requerimiento diario de vitamina C y una buena cantidad de ácido fólico, además de un espectro de otros micronutrientes y fitoquímicos, como los antioxidantes.